Por: Paula Torres @torres_1115

Que mejor expresión que esta para hablar de Colombia. Quien no conociera al país de los maravillosos paisajes y mágicas personas, podría jurar que aquí todo permanece constantemente en control. Las marchas se esfumaron, el presidente ayudó con fondos a quienes estaban afectados por la pandemia y los índices de contagios dejaron de ser alarmantes. Sin embargo, vivir aquí, es toda una experiencia de entretenimiento y malas decisiones.

Tomada de: Catalunya Vanguardista 1

Pero, antes de hablar acerca de Colombia y cómo aplica esta frase a su diario vivir, hay que hablar un poco acerca de esta expresión. PANEM ET CIRCENSES” la frase de origen romano que en latín traduce “PAN Y JUEGOS DE CIRCO “es utilizada para hacer referencia a los gobiernos que mantienen a su pueblo con comida y entretenimiento, para evitar un levantamiento hacia diferentes aspectos de su gobierno.

Partiendo de esta definición, se puede inferir que es la táctica utilizada por la mayoría de gobiernos a nivel mundial; no obstante, en este caso, la expresión se evaluará con respecto a Colombia.

Antes de la pandemia, los colombianos reconocían el hecho de que el futbol, los certámenes y deportes en general servían como distractor de su realidad. En el momento en que llegó la pandemia, este panorama cambio; los ciudadanos empezaban a pedir respuestas con respecto a las pruebas, exigir sus derechos y evaluar el rendimiento del estado. Pero, el pueblo no debería preocuparse por eso, el pueblo debería polarizarse y enfocar su atención en otra cosa. Esa cosa que hizo que los colombianos recordaran sus divisiones, fueron los fallos de la justicia.

Tomada de: Matador

Mágicamente, desde hace unos días el verdadero problema: la pandemia, dejo de sonar en los medios del país, las redes sociales se olvidaron de las muertes y a las personas ya no les importa seguir en casa. El pan y el circo con el que funcionan países como Colombia, siempre son una herramienta efectiva para combatir los desconciertos políticos que el estado causa a la sociedad.

Con antecedentes como los que tenemos en Colombia, en una sociedad que el estado ha ido “criando” en un ambiente de fútbol y entretenimiento constante, para olvidar la lucha por sus derechos, era de esperarse que en pleno “pico” de la pandemia, resurgieran problemas judiciales que no habían tenido solución, y aún más, que los mismos problemas judiciales, llevaran consigo protagonistas de interés general.

Esta expresión, es el reflejo de los sistemas con los que la sociedad ha crecido y evolucionado. Sin embargo, la necesidad de reiterar el hecho de que hay problemas que enfrentar; como la pandemia, es un indicativo de que para el estado y los ciudadanos las prioridades son distintas a la realidad que enfrentan. Las tácticas utilizadas bajo este concepto proceden a llevar a la sociedad al declive y circulo vicioso político y económico en el que han vivido por años, minimizando los riesgos que se corren al dar la cara a una pandemia y hacerle frente a una reactivación económica.

Sin duda alguna, la táctica de “Al pueblo, pan y circo” es la estrategia base de una sociedad que no ha sido concienciada de la lucha por sus derechos, la justicia no debería ser un acto para celebrar. Los procesos judiciales no deberían poner en stop al país, sino por el contrario deberían simplemente hacer merito a la aplicación de su labor.

Por Spot

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *