Por: Juan Diego Buitrago @slim.whitey

No fue hasta cuando me vi en el reflejo opaco de la ventana y comprendí.
Comprendí lo importantes que eran para mí aquellas letras que nunca sentí.
Comprendí la importancia de los caminos cuyos pasos nunca recogí.
Comprendí el tiempo que invertí y el cuál jamás volveré a ver.

Quizás aquel brillo que en mis ojos relucía vuelva,
Pero no como aquellas perlas color luna que alumbraban mis decencias.
Ahora añoro más el crono movimiento, y solo pienso en el retroceso,
Pero he de aceptar que aquellos deseos son el producto de mis viejos anhelos.

Esta vez es real, lo siento en las venas cuando lo respiro.
Es como si el viento de los molinos tocara mi rostro por primera vez.
Como si fuera un quijote me enfrento a esos molinos con gracia,
Mas no por mi locura; más bien para huir de ella.

Tensa calma, ruidoso silencio.
Las paredes de mi habitación resuenan con mis desquicios.
Un maremoto mental se avecina, mas no por ti, Soledad, sino por mí.
Vete, pero vuelve, porque en ocasiones el encierro me enseña lo difícil de tu ausencia.

Quisiera cerrar los ojos y ver la ternura del concepto,
Pero, me cuesta ver al horizonte cuando lo veía tan cercano.
Quisiera preguntarle al cielo si realmente volverá su claridad algún día,
Pero mis preguntas se quedan sin respuestas, creo que ni él lo sabe.

Quisiera reemplazar los reflejos por minúsculos lagos formados por la lluvia.
Las gotas que sobre mi rostro caían me extrañan y en ocasiones me conducen a la osadía.
Aunque no sea osado la pertinencia no es lo mío.
Aún así admito, que en estos tiempos lo que se necesita es resiliencia.

Aunque no todo es malo, pues por ti me conocí a mí.
Supe lo importante que eran para mí las flores,
Porque a pesar de la escasez de momentos sobre esos jardines,
Su viveza me daba vida; color.

Aunque no todo es malo, pues por ti me conocí a mí.
Supe lo importante que eran para mí aquellos olores sobrios,
Porque a pesar de la escasez de momentos sobre esos terrenos asfaltados,
Aquellos vagabundos me daban vida; color.

Por Spot

Un comentario en «En referencia al encierro»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *